Euskal Billera Elkartea

A A A

Se trata sin duda de la aportación más importante de la Sociedad Euskal Billera a la fiesta patronal de San Sebastián a partir del 20 de enero de 1927.

La idea partió del entonces presidente Mauricio Echániz, que encontró a sus más fie­les colaboradores en las personas de José María Arocena y José Alzugaray. Ellos mismos se encargaban de buscar a los chavales, de dirigir los ensayos en el local de la Sociedad a últi­ma hora de la tarde, elegir el vestuario, seleccionar a la Bella Easo...

Inicialmente la tamborrada estaba formada por crios de la Parte Vieja y del Muelle reforzados por hijos de socios. Los uniformes eran napoleónicos, diseñados por las tres personas citadas, y los gastos, a excepción de una pequeña ayuda que ofrecía el Ayuntamiento, corrían a cargo de la Sociedad.

El frío, viento y lluvia que han reinado durante todo el día parecen ceder cuando a las doce del mediodía sale la primera Tamborrada Infantil de la Sociedad Euskal Billera. Se dirige a la Plaza de la Constitución por las calles Fermín Calbetón, Narrica e Iñigo. Al fren­te de la formación marchan, en magníficos caballos, los pequeños y gentiles heraldos Paquito Echaniz, José Luis Olaizola y José Luis Zuzuarregui. Siguen, en dos filas, los gastadores mandados por el cabo-niño Olegario Garín; Martín Isasa, Francisco Aldázabal, Sotero Echenique, José Manrola, Toribio Villanueva, José M”. Gutiérrez, José Fernández y Fer­nando Zubia.

Son los barrileros: Luis Lucas, Antonio García, José Velasco, Carmelo Moreda, Atanasio Bienzobas, Cándido Areta, Federico Revestido, Manuel Crespillo y Jesús Sáez. Tocan el tambor: Antonio Cantón, Emilio Antúnez, Alfonso García, Martín Gurruchaga, Grego­rio Murua, Feliciano Ariz, Regino Ariz, Joaquín Romero, Antonio Beltrán, Juan José Montoya, Enrique Sánchez, José Ramón Aguirrebadaicoa, Juan Izaguirre, Eduardo Olave, Juan Sáez, Juan Rivero, Luis Ramos, Feliciano Echeverría, Antonio Iztueta, Celedonio Mezquita, Francisco Cuenca, José María Iturrino y Vicente Gurruchaga.

El jovencito Alfredo Taberna desempeña a las mil maravillas el cargo de Tambor Mayor que le es encomendado y, todos juntos, dan un concierto en la Plaza de la Constitu­ción y otro en el Boulevard, ejecutando diversas piezas vascas y obteniendo prolongados aplausos.

Euskal Billerako lehen haur danborrada
Año 1.927. Se inaugura la primera Tamborrada infantil, con Alfredo Taberna de Tambor mayor, Olegario Garín cabo de gastadores, junto Martín Isasa, Aldazabal, Echenique, Manterola, Zubia, Fernandez, Gutierrez y Villanueva.
Euskal Billerako lehen haur danborrada

 La segunda Tamborrada Infantil hizo su salida el año 1928 a las once de la mañana. Se sale del local social, calle Fermín Calbetón 35, y continúa por San Juan, Iñigo, Plaza de la Constitución (donde espera la llegada del Ayuntamiento, que se encuentra en Misa), Puer­to, Mayor, Hernani, Andía, Miramar, Avenida de la Libertad, Oquendo, Boulevard (coinci­diendo con el concierto de las bandas de trompetas y clarines del 13 Regimiento de Artille­ría Ligero de Logroño), San Juan y Fermín Calbetón.

Abren la marcha los heraldos José Luis Olaizola, José M” (Ramón) Elósegui y Paqui­to Echaniz: el primero lleva el estandarte de la Sociedad con la Medalla concedida por el Ayuntamiento a propuesta del ex-acalde don José Elósegui, y los otros dos llevan los estan­dartes de San Sebastián y de Guipúzcoa.

Siguen los gastadores con sierras, hachas, azadas, picos y palas, al mando del cabo Ole­gario Garín. Forman la escuadra: Martín Isasa, Toribio Villanueva, Sotero Echenique, Esteban Galdona y Nicolás Iturralde.

Alfredo Taberna vuelve a desempeñar el papel de Tambor Mayor. Joaquín Romero es el sargento de tambores y hace de cabo Feliciano Echeverría.

La Compañía está formada por: Feliciano Ariz, Antonio Beltrán, Francisco Cuenca, Juan Izaguirre, Enrique Sánchez, José Ramos, Ignacio José Uranga, Luis Lucas, Antonio de Irureta, Luis Ramos, Eduardo Olave, Vicente Gurruchaga, Juan Sáez, Juan José Mon-toya, Manuel Seguróla, Lorenzo Justo y Tomás Isasi.

La Compañía de barrileros, al mando del cabo Cándido Areta, la componen los niños: José Aguirre, Federico Revestido, Carmelo Moreda, Antonio García, Atanasio Bienzobas, Emilio Antúnez, Juan Rivero, Tomás Justo, Leandro Torregaray, Juan José Tovar, Bernardo Carames y Luis Olano.

Cierra la tamborrada una soberbia carroza, obra de Mauricio Echaniz y del presiden­te de la Sociedad, Ramón Elósegui. También colaboraron en su confección: Ascensio Aizpurua, carpintero; señor Guadalajara, pintor, y Francisco Echepare, electricista. Repre­sentaba la Puerta de Tierra y parte de las murallas, encima de las cuales se elevaba majes­tuoso un rico trono ocupado por una bellísima señorita que lucía valioso traje con los colo­res de la enseña de la ciudad. Acompañaban a Marujita Ayestarán, con razón titulada Bella Easo, otra muchacha no menos bella que hacía de abanderada: Cándida Irigoyen, a quien prestaba asistencia en calidad de ayudante el niño José María Echaniz. Eran los centinelas: Robertito Arias, Pablo Astudillo y el niño Aldave.

 Tamborrada infantil de Euskal Billera 1927

Junto a los gastadores vemos a Papá Mauri, presidente de la Sociedad y fundador de la Tamborrada.

Manolo Mújica y Jose Mª Martinez en el 50 aniversario de la tamborrada infantil.

Manolo Mújica y Jose Mª Martinez en el 50 aniversario de la tamborrada infantil.

Y si entre todas las salidas de la Tamborrada Infantil de Euskal Billera hubiera que resaltar una, me gustaría que fuera la ocurrida el año 1929. Tras recorrer las calles de la ciudad por la mañana, a las tres y media de la tarde todos los participantes se trasladaron en tranvía al Asilo Reina Victoria (actual Residencia Zorroaga) para proceder a la inaugu­ración de los nuevos pabellones-comedores. En la esplana esperaban los asilados y los con­cejales Orueta y Vivanco. A la hora de los discursos, el presidente de la Sociedad, señor Echaniz, pidió la Medalla de la Ciudad para la banda “Unión Bella Iruchulo”, y se proce­dió a descubrir las dos lápidas conmemorativas que decían: “Estos comedores fueron inau­gurados el 20-1-1929, siendo alcalde presidente de la Junta del Patronato don José Antonio Beguiristain” y “Euskal Billera siempre generosa, hizo posible, con sus donativos, que se construyeran estos pabellones comedores”. El regreso al centro de la población se hizo con acompañamiento de antorchas y bengalas y tocando las composiciones habituales de la Tamborrada que, “como todo el mundo sabe”, estaban compuestas por Sarriegui y Torre Múzquiz.

Con su uniforme del Batallón de Infantería Ligera, del año 1808, la Tamborrada Infan­til de Euskal Billera salió en solitario hasta el año 1961 -el año 1960 se añadieron algunos alicientes tales como elementos de artillería- en que comenzaron a sumarse nuevas compa­ñías hasta alcanzar el número que conocemos en la actualidad y cuyo relato resulta obvio citar por ser de todos conocido.

La Tamborrada Infantil suspendió su salida los años 1937, 1938, 1939 (por la guerra civil), 1944 (como protesta de la Sociedad porque el Ayuntamiento no les autorizó sacar una Tamborrada de mayores), 1950 (por razones ajenas a la organización, según consta en los documentos de la época) y 1969 (por el estado de excepción).

Los tambores mayores de la Tamborrada Infantil han sido:

1927-1928

Alfredo Taberna

1929

J. Romero

1930-1931

Shotero Echenique

1931

Martin Isasa

1932-1936

 Antonio García

1943.1945

Fermin Pujol

1946

Jose Mª Alzugarai

19487

Subijana

1.974 - 1976

Jose Mª Martinez

1.977

Jesus Mª Guerediaga

1.981 - 1984

Xabier Benegas

1.985

Axier hernandez

1.986

Ibon etxeberria

1.991

Iñaki Diaz-Gonzalez Amunarriz

1.994

Xabier Lizaso

1.996

Mikel Diaz-Gonzalez Amunarriz

1.998

Iñaki Goenaga

1.999

 Jon Ander Carra Amunarriz

2.002

Mikel Arrizabalaga

2.006

Aitzol Sacristan

2.008

Beñat Orube

2.009

Ander Eskisabel

2.011

Oier Iriondo

2.012

Asier Astrain

2.013

Mikel Unanue

 

Cabos De La Tamborrada Infantil En El Camarin 1.977

Cabos de la Tamborrada Infantil en el Camarín, año 1.977 

Tamborrada infantil de Euskal Billera, año 2010.

Tamborrada infantil de Euskal Billera, año 2010.